Las Plumas Estilográficas: volver atrás en el presente.

Hoy, nuestro querido Luigi nos deleita con su columna. Que la disfruten!!

Estoy aquí para decirles que deben hacerse de una pluma fuente o, dicho de otro modo, una estilográfica. Puede parecer enteramente anacrónico pretender usar una estilográfica, algo propio de las épocas pretéritas de nuestros abuelos o bisabuelos. Son objetos de ancianos, dirás, y a veces se las encuentra en algún baúl vetusto acumulando polvo junto a las otras memorias que ahí se encuentran. Sin embargo, quien piense que la estilográfica reviste esas características se equivoca mil veces y no está empapado de una bella realidad que está aquí con nosotros aunque en menor grado en Chile.

Esta es una apuesta para que boten sus bolígrafos Bic de una vez por todas y entren al infinito mundo del estilo. Las estilográficas existen en distintos tamaños y vienen con distintos diseños. Son “unisex” aunque algunas están diseñadas con la idea de la mujer en mente. Escribir con ellas significa demostrar, como cuando uno bebe un fino espumante italiano, o fuma un puro hecho de buen tabaco, un determinado grado de elegancia y sofisticación. Si eres más pomposo, hay de las que vienen cubiertas con diamantes o bien, si eres más bien modesto y sutil las hay en tonos oscuros y apagados. Algunas son de titanio, latón, oro o plata. Otras son construidas con madera o con acrílico terso de distintos diseños. Algunas vienen con plumines (las puntas) rígidos, flexibles o semi-flexibles, entre otros estilos con que uno deja que la tinta se desplace sobre la hoja de papel.

Lo que se tiene que desembolsar para adquirir una de ellas varía tanto como los valores para un plato de comida. Para los advenedizos que aún no se ha atrevido a incursionar en ese interesante mundo recomiendo ir con modelos tales y como el Pilot Metropolitan o el Lamy Safari. Éstos últimos son instrumentos de escritura de calidad y que no suelen fallar. Elegir el tamaño plumín (extra fino, fino, mediano, grueso) es relativamente fácil de determinar. Mientras más chica tu letra de menor tamaño debe ser el plumín. Mientras de mayor tamaño sea tu caligrafía mayor será el grosor del mismo. Las tintas, asimismo, vienen en tantos y tantos colores y tonos y marcan las hojas con una claridad y nitidez que no se ven en los bolígrafos modernos.

De todas formas, verás con el tiempo que mejorará tu caligrafía que, en estos tiempos del reino supremo del teclado, ha sido violentada por los computadores modernos y han atrofiado la capacidad del ser humano de hacer bellas cartas de amor o listas de compras del supermercado con un look. Es verdad, tal vez sean las estilográficas algo de los tiempos de nuestros antepasados. Las versiones modernas comienzan a fabricarse en el siglo XIX y luego entraron en su reino sin parangón durante los albores del siglo XX. Pero no dejarás que un Bic sea el instrumento con el que escribes en una reunión. Es hora de ponerse retro, escuchar un buen jazz, beber un buen vino, emular al tata y a sus pares quienes solían vestirse bien y firmar con una estilográfica que hacía juego con su tenida. Te dejo con la idea.

Los dejo con algunos enlaces informativos:

Artículo de Wikipedia.

VIDEOS:

Canal Estilocracia con comentarios sobre las estilográficas.

Peter Unbehauen (frabricante de plumas) muestra cómo se escribe con una estilográfica.

Documental de la Deutsche Welle sobre las virtudes de las estilográficas y por qué debemos usarlas.

6 thoughts on “Las Plumas Estilográficas: volver atrás en el presente.

  1. Creo que cambiare mi bic , y empezare a escribir con estilo y retro…. con un buen vino cuando vuelva a Chile …. mientras seguire en mi aventura guardando imagenes en mi alma….

    • ¡Aleluya! Estimado anónimo. Que tu conversión a la Nueva Fe estilográfica sea una muy grata experiencia! Si requieres de algún “tip” u orientación es muy posible que Luigi te pueda ayudar.

      Ciao, bambino! Tanti auguri!

    • Gracias, Alfredo. Si algún día tienes alguna inquietud en este sentido ya sabes dónde hacer preguntas.
      Un saludo, ragazzo.

      L.

Leave a Reply

Your email address will not be published.