Il dolce far Niente (La dulzura de “hacer nada”)

la columna de la Pame

Por finnnn el primer post de nuestra querida Pame!!! Les aseguro que les va a encantar!! Se las trae esta chiquilla!! Que se diviertan tanto como lo hice yo con este gran dato que nos entrega nuestra querida amiga!! 

Comienza el día muy temprano, “¡Niños! Arriba o llegaremos tarde!”, hay que preparar el desayuno (lo más rápido y nutritivo posible), vestir a los niños o al menos asegurarse de que se vistan y peinen lo mejor posible y no sean un completo desastre de la moda escolar. Ella, como si tuviera más de dos brazos se peina, maquilla y viste a la vez, con un ojo se ve al espejo y con el otro supervisa a los pequeños (cuando es necesario, somos una súper máquina). Él, corre a la ducha, se viste, toma un café mientras chequea qué se viene para el día de trabajo, si hay mascota habrá que sacarlo a dar el paseo de la mañana, prepara el vehículo…”¡Todos al auto! hay que evitar la hora del taco!”. Los chicos al colegio, ella y él al trabajo… todo el día. El regreso a casa serán tareas, comer algo, ordenar lo que alcancen, niños a la cama, qué haremos de almuerzo para mañana?…uff, se ha ido el día y ambos caen rendidos…buenas noches.

Si eres madre soltera o padre soltero, o estás solo a cargo de tus hijos….de todo lo anterior te haces cargo solo(a).

Si eres soltera o soltero, tendrás más tiempo pero muchas veces el trabajo te exige tanto como si tuvieras la familia completa.

Si eres dueña de casa…Madre mía!!..Sólo Dios sabe cuánto trabajo requiere llevar un hogar, te levantas tan temprano como quienes deben ir al colegio o al trabajo y no paras hasta última hora…comienzas por el desayuno, el aseo, las compras, el almuerzo, los trámites, lavado, planchado, llegan los niños (deben comer), ayudar en las tareas, reuniones y actividades del colegio y un laaaaargo etc. Es una sola persona con muchas profesiones en un mismo día (chef, estilista, contadora, psicóloga, maestra, ingeniera comercial, logística y financiera, etc., etc.). Todo sin sueldo! Generalmente es la última en ir a dormir…buenas noches.

Mi vida también iba más o menos así…día tras día.

Il dolce far niente. Aunque hace muy poco que conozco esta frase y su procedencia, su significado no era nuevo para mí y pese a ello me tomó años poner en práctica esta maravillosa costumbre que hace felices a los italianos…y ahora, claro, me hace feliz a mí.

IMG_6542

¿De qué se trata? pues de “hacer nada”. Suena ridículamente fácil pero puedo apostar a que muchos no saben cómo…y es lógico porque estamos programados para funcionar 24-7, estamos taaaan convencidos de que hay que “aprovechar” el tiempo en cosas “realmente importantes” (aquí es donde picotea en nuestra mente, cual pájaro carpintero, el famoso “debería” hacer tal o cual cosa) que, si paramos a descansar incluso sentimos culpa por no estar haciendo algo “útil”. ¿Les suena conocido?…apuesto a que han oído alguna vez algo como “no tengo tiempo que perder”, “es que me siento inútil si no hago algo”, “si no hago todo yo, nadie lo hará”, “descansar es para holgazanes” y una muy buena! “cuando me muera voy a descansar suficiente”, jajaja…

En realidad este “hacer nada” no significa estar inmóvil ni una excusa para volverse flojo, es disfrutar de esos pequeños placeres que te da el estar vivo, de poner pausa a la locura de las obligaciones, dejar de lado el trabajo cuando ya terminó la jornada, es ser responsables de lograr un equilibrio y cuidar de nosotros mismos. Como dije antes, nuestro cuerpo está diseñado para cuidarnos y créanme, esta es una de las tantas formas de “ayudarlo a cuidarnos”… ¿Acaso no basta con todas las obligaciones que ya tenemos? Y aun así añadimos más por cuenta propia, de lo contrario, sentimos que no somos útiles! Ya dejemos la CULPA de lado, que descanse también un rato esa pobre!!.

Por otro lado, definitivamente no es perder tiempo, es GANAR tiempo y salud física y psicológica. Por qué?… es simple, las emociones negativas y positivas tienen un gran efecto en nuestro organismo y psique, es sólo cosa de ver el desastre que nos causa el estrés, pues bien, equilibrar estas emociones cambian la forma en que respondemos a este estrés. Practicar este fantástico Il dolce far niente, nos ayuda liberar tensiones, eliminar la fatiga, libera y aclara la mente con muy poco esfuerzo, agiliza nuestro cuerpo, nos divertimos y con esto liberamos sustancias como las queridas Endorfinas, que nos recompensan con estados placenteros y reducción de dolor…sí!! reducen dolores!… Y así otros efectos positivos, nos olvidamos del colon irritable, dolores musculares, dolores de cabeza (cuando los provoca el estrés negativo)…hasta nos embellece!. No suena tentador?.

gera

¿Qué otros motivos necesitamos para empezar? El dinero no es excusa! No siempre se necesita.

Cuéntame…¿Cuándo fue la última vez que, SIN CULPA, te tumbaste en la cama sin más razón que querer estar “en posición horizontal”?, o que te tomaste tu café favorito?, ¿hace cuánto no disfrutas de tu terraza para contemplar la ciudad o el cielo?, o tu patio para sentir descalzo la tierra y el pasto?, ¿Cuánto tiempo has pospuesto esa copa de vino con amigos, o solo(a) simplemente porque te gusta?, ¿hace cuánto que quieres retomar ese libro?, o tan solo sentarte y estar en silencio un par de minutos…tantas cosas simples… Se te ocurre o haces alguna otra? Pues anímate y compártela con todos nosotros…sería genial!

1

Motívate a empezar y te aseguro que te va a encantar y más temprano que tarde vas a lucir radiante!

Les dejo este video cortito y simpático con algunas ideas.

Il dolce far niente

Sé que querrás intentarlo, pero si pese a las ganas sientes que no te da el tiempo, te recomiendo empezar por organizarte y entrenar tu subconsciente… “ Y eso cómo se hace?!! jajaja … te enlazo con el post de Vivi , Aprende a tener tiempo que justamente nos guía en eso de forma súper fácil.

Un abrazo grande!

Pame.

10 thoughts on “Il dolce far Niente (La dulzura de “hacer nada”)

  1. Ahhhhh que me costó practicar i dolce far niente!!!! pero encontré la solución más grata. Un rico vaso de vino y mis revoluciones bajan a cero.

    Lo dejo como consejo a lo acelerados como yo.
    Cariños.

    • Ohh pero que rica forma de practicarlo!! te felicito!!… Es verdad, no es fácil comenzar a hacer estas pausas, pero vaya que se disfrutan cuando desaparece la culpa…creo que hoy en la noche te voy a imitar!.. Gracias por tu lindo comentario! Cariños!!

  2. Mi padre ha estado en ese “il dolce far niente” desde chico, un hecho que le ha ganado la etiqueta de “holgazán”. Por un lado, llevó el lema italiano al extremo. Pero por otro lado, ha sabido saltarse la cotidianidad del estrés y, de paso, vivir fuera de la sociedad. ¿Quién como él? È una cosa veramente meravigliosa.

    • jajaaja parece que le faltó aprender la parte del “equilibrio” entre esto y las responsabilidades de la vida diaria..
      Viendo el lado positivo, ha sabido no caer en este loco mundo de estrés…como dices tú..¿Quién cómo él? jajaaja
      Bueno, apelo más a que logremos alcanzar ese equilibrio en nuestras vidas.
      Gracias por tu comentario! un abrazo!

  3. De vez en cuando, hacer nada, se vuelve justo y necesario.
    Me hace sentido lo que he leído. Gracias.
    Saludos desde el sur.

    • Así es Florencia… el día a día nos va pidiendo eso. Pero de que se puede llegar al equilibrio…se puede. Gracias por leer y por tu comentario!!
      Una abrazo!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.