Qué hacer cuando uno propone y Dios dispone!!!

 

 

Wowww!!! Qué frase!! Tantas veces escuchada y dicha al azar sin pensar. Pero,  ¿qué haces cuando tienes todo planeado hacia una dirección con lujo de detalles y todo gira rotundamente hacia un horizonte absolutamente inesperado?

Comencemos por lo primero que te ocurre: ESTADO DE SHOCK, sí, estado de shock!! Has pasado días, semanas, meses y a veces años planeando cada detalle, superando mil obstáculos, mejorando situaciones para llegar a tu objetivo…y…todo queda en el limbo esperando quizás qué!! Porque no sabes qué paso con todo!! Es como un accidente a mil por hora. Y no sabes si estás vivo o muerto, sólo sabes que estás en shock. Qué ocurrió? Porqué todo giró de esa forma tan inesperada? Si todo parecía ir por el camino correcto, por el que tantas veces soñaste, y parecía que cada día estabas más cerca de tu objetivo. Nadie te da una explicación. Ni siquiera sabes a quien pedírsela!! No hay explicación, sólo sabes que estás parado ahí, en medio de un nuevo escenario y la obra va a comenzar…y adivina?…tú eres el protagonista principal!!! Voila!!!

 

A veces esto ocurre sin previo aviso, otras porque te atreviste a tomar una de esas decisiones que cambian vidas o aceptaste una propuesta que giraría tu vida en ciento ochenta grados provocándote grandes cambios que deberás afrontar.

Yo, les confieso, estoy en la última alternativa. Después de varias veces que mi actual socia me proponía que trabajáramos juntas y yo me negaba incansablemente aludiendo al hecho de  que mi misión de vida iba por otro camino….un día no pude continuar negándome bajo la sentencia: “pero ahora tienes tiempo para hacer las dos cosas”. Me encontré sin argumentos y sintiendo que era absolutamente razonable lo que me proponía. Hoy, que ya han transcurrido más de dos meses, aún estoy desconcertada. Mi vida ha tomado un rumbo absolutamente diferente y estoy tomando todo esto como un período de profunda reflexión.

Estoy feliz, absolutamente contenta con mi decisión pero aún un poco desorientada en mi interior por este giro rotundo en mi vida. Estoy haciéndome mil preguntas sobre mi pasado, presente y futuro. Pero por sobre todo escapando de la confusión y disfrutando del día a día, o como está de moda hace algún tiempo, disfrutando del AHORA, sin cuestionarme tanto, aprendiendo a fluir libremente cada día más, sin aferrarme a mis antiguas creencias ni hábitos, desestructurándome para aportar cada día a mi libertad. Esa libertad que tanto deseamos a veces y no nos damos cuenta de que mientras no seamos libres en nuestro interior, jamás lo seremos en nuestro exterior. Libres para pensar, sentir, expresar y decidir. Éste debería siempre ser nuestro sueño principal!!

Cada una de las herramientas aprendidas en mi camino han servido para amortiguar cada paso y entregarme claridad en los momentos oportunos. Sin duda alguna todo lo aprendido en los últimos veinte años han sido lecciones básicas que he podido aplicar en cada uno de mis nuevos proyectos. Hoy comprendo cuan útil fue vivir todo lo vivido y por supuesto aprender de ello. Cada cosa que superamos en esta vida nos proporciona una valiosa herramienta para el futuro, y sólo logramos comprender eso cuando llega el momento de utilizarla.

Cuando ustedes propongan y Dios disponga…sólo les puedo decir que mantengan la calma, respiren profundo, estén seguros de que los cambios siempre traen cosas buenas, y abran su mente y su corazón para que puedan verlas!! Disfruten siempre el ahora, los detalles del día a día, ábranse a los cambios, dejen los miedos a un lado, atrévanse,  sean libres, inténtelo, siempre será mejor equivocarse que nunca intentar!!

Un abrazo gigante!!

Vivian.

 

 

5 comentarios en “Qué hacer cuando uno propone y Dios dispone!!!

  1. Muy buen tema amiga mía …
    mantener la calma cuando aparezcan esos cambios, algo que pocas veces aplicamos pero tanto beneficio nos brinda en esos momentos.
    Que buen post
    Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.